http://lalluviaquecae.blogspot.com/2007/05/jugamos.html

A todos, antes o después, nos toca al menos un instante de enfrentar las injusticias y los dolores aparentemente injustificados.
Creo que lo de Clo tiene sentido, agregándole algo que, creo, es fundamental:

NUNCA has de olvidar que uno no es uno por sí, ni para sí.
Si una persona hizo un daño, y tiene en otra oportunidad la necesidad de saborear otras conjugaciones para fortalecerse, sigue siendo ése un designio otorgado por algo que nos supera.
Creo que nuestra miopía nace y se muestra, en lo que acabo de ocultar: ESTOY VIENDO ESA SITUACION. Por más que la considere ajena, es parte de MI PROPIA REALIDAD ACTUAL.
Allí, supongo, quiero creer, se entreteje esta maravilla que no comprendemos.

Nadie es UNO. Sin el resto, ninguno de nosotros es NADIE. Me extiendo? O molesta? A diario nos quejamos de la incomprensión de los otros, miopes (me gusta esa imagen) ante otras ausencias y falencias, propias y ajenas que hacen del agua un enorme caldero de sopa espesa.

Somos (creo que tenemos que asumirlo) iguales a quienes tenemos enfrente. Ocasionalmente, si hay suerte, uno de los dos que analicemos estará en una mejor etapa, y buscará soliviar la carga del otro.

No importa qué hiciera para merecer lo actual (queda fuera de nuestro juzgado, no hay juicio y ni siquiera somos jueces calificados), quizás parte de SU SER Y SU VIDA están allá para darnos la oportunidad de CONSTRUIR LA NUESTRA.

La primera aproximación, la de la compasión, pocas veces nos encuentra buscando el siguiente peldaño.
Insisto: no sólo para ayudar a quien en esta ocasión queda a la vista. Hablo de NUESTRA CONSTRUCCION, nuestra escalera a un ser (nosotros) superior al que llegó.

Disculpas por el entusiasmo…

A medida que escribo, recorro una enorme lista de falencias que me duelen horriblemente, que son las que así, al vuelo, percibo en mí, y redescubro cada vez que pretendo ensayar la teoría del ‘para qué estoy acá’.
Llegado a este punto duele sentir lo que aún queda en el tintero de la autocrítica, imaginar los enormes agujeros por los que he dejado escapar mi futuro de mejor persona, e incluso aquellos actos sencillos que sé que no me animé a convertir en realidades.

Peldaños rotos de mi única escalera…

Anuncios

2 comentarios to “http://lalluviaquecae.blogspot.com/2007/05/jugamos.html”

  1. A Says:

    Lo que hay que celebrar es que por suerte tenemoscapacidad de ver nuestras falencias. Es muy ,pero muy bueno eso…

    cariños!!!

    A

  2. LLUVIA Says:

    Gracias EDUARDO,porque con tu comentario enriqueces mi punto de vista..
    Es verdad que en un momento dado TODOS somos esa “víctima, (aparentemente), de la injusticia” Y el que no lo haya comprobado, lo descubrirá cuando le toque.
    Pero quién le hará comprender a un niño, que él nunca podrá jugar al futbol y que eso no sea una barbaridad…
    Porque los adultos más o menos estamos ya emparentados con el dolor y podemos hasta ser felices , careciendo de casi todo..Porque no nos queda otra que aprender…¿verdad? :))))

    Creo que esos agujeros de que hablas, sólo los descubren las personas que más peldaños han subido..las que son conscientes por lo menos un poquito, de que hemos de ir subiendo…

    Te dejo todo mi apoyo y un cálido abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: