Expuesto

Me cansé de esperarme.
Salí sin rumbo, cargado de frases usadas hasta desgastarse.
Buscaba… Deseaba algo de lo que se fue hace tanto tiempo y nunca volvió a tener nombre.

Satisfactoriamente perezoso, había estado encerrado tras barrotes sólidos, bondadosos en su única tarea de sostenerme en las flaquezas.

Había sabido ayudarme desde la despersonalización, las autocríticas no constructivas planteadas siempre en tercera persona, para evitar ahogarme.

Siempre un pasito. Chiquito. Tan corto como fuera posible.
Lo fundamental era asegurar el equilibrio, algún grado de certeza. Casi, ni importaba el objeto de tales certezas:era suficiente con encontrar otro barrote al que aferrarme. U otro punto cercano a donde volver el pie, si sospechaba que podría temblar mi interior.

De todos modos, me lo barruntaba: las certezas no existen, los miedos no son impenetrables y las seguridades, aunque parezcan de mármol, se corroen si encuentras con qué humedecerlas.

Aquí estoy.
Unas palabras me desnudaron.
Sin saber quién origina a quién, tiemblo y sospecho, temo quedar expuesto al frío y no atino a solicitar abrigo.

Creía poder ignorarlo.

Son muchas las justificaciones para desoír el llamado.

Y más los temores de ir hacia un vacío, hueco de esperanzas.

Será vivir…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: