Pequeña zaga de la ninfa y el espíritu -4- 20070614-2122

Los tiempos pasan.
Algunas ilusiones pasan.
Ciertas pasiones … preferimos creer que pasan.
Afortunadamente, los sentimientos, aunque no desaparezcan, poseen alguna habilidad para metamorfosearse, evolucionar, incorporar (frecuentemente tan sólo para el imaginario) nuevos elementos, novedosas sensaciones, captadores influjos…

Ocurre especialmente cuando la avidez del interior provoca evidentes vacíos en lo que recibimos o percibimos del mundo.

Ese mundo, que tras una alegría parecía refulgente, comienza a marchitarse si aquella ilusión se desangra.

La misma causa por la que este discurso me parecía acertado hace dos meses, al desvanecerse, lo trueca, y descalifica.
Hoy, ensombrecidas las luces que tiñeron la primera causa, recupera ésta su fuerza: veo un horizonte oscuro, que siempre supe que estaba allí, no había manera de dudar, y otra vez elige engullirme en su negrura.

Pero no es de mí de quien trata esto.

Puesto a elegir, mi lado cobarde pide a gritos el papel de relator de una pequeñísima historia.

Puesto a elegir, mi interior ruega por reconocer los matices de vivir algún personaje.

Cuando mi interior es cobarde, acepta que le relea el cuento.

Pero no habla de mí.

No existen los epílogos. No existen los ‘fueron felices para siempre’.
Si son felices, el tiempo igualmente los llevará al término de sus días, reales o imaginarios.

Y si no… La historia de cada vida. Otros finales…

Afortunadamente, tampoco existen algunas visiones.
Muchas historias que han dejado caer el telón han sobrevivido a los viejos actores.
Algunas personas, como ciertos personajes, en el tiempo, pueden llegar a sufrir curiosas variaciones, en su forma, o en su interior.
Ciertos seres, estereotipados en sus sustantivos, obligados a recorrer senderos cargados de obligaciones jamás invocadas, pueden llegar, en un sublime acto, a cambiar su naturaleza, regalar sus dones, o incorporar las bondades que, por no serles propias, antes no poseían, no comprendían, y de allí que no sintieran derecho a disfrutarlas.

Pero no se refiere a nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: