Ni dioses ni demonios

No somos dioses. Los males se nos computan.
No somos demonios. Se nos dificulta la serenidad permanente.
Y todos los excesos, los malos como los buenos, se cargan en nuestra cuenta.
Unos se pagan hoy, otros se sufren hasta el fin y el resto quedará para el saldo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: