Cuatro palabras

En búsqueda de un nuevo horizonte al que dirigir una nueva vida, sin tener claro más que la satisfacción de haber bebido hasta el último sorbo de lo que ofreciera cada una de las anteriores, ya disipado el brillo cautivador de una historia que como base tenía tan solo una enorme dosis de imaginación, increíbles dosis de dulzura y la mejor de las predisposiciones, me encuentro hoy impávido ante estos mismos adjetivos que ayer hubieran sido causa de horas de evasión.
Algo desconcertado, como siempre, ante esta desconcertante incapacidad de sentir las mismas palabras con más profundidad, agradezco la anestesia que permite este tránsito hacia el próximo continente.
En el camino, más atento ahora a lo que me rodea, observo cómo lo cotidiano ha vuelto a estancarse en su ausencia de matices.
Reconozco en los colores tranquilos, los sonidos sin demasiada expresividad, los olores que escasamente rayan en lo usual, mi propia necesidad de retener en mi haber las distancias.
Así, como barquero renegando con su palo, busco dirigir este navío entre los mismos escollos de siempre, alejándolo de las piedras lo indispensable para no agrietarme, lo necesario para no perder la orilla.
Las mismas playas que oigo me nombran, son solicitudes que mueren sin una respuesta entusiasta: el barquero teme sacudir la nave.
Se escuchan ofertas para descender y recuperar fuerzas.
El barquero teme carecer de la habilidad para desembarcar sin encallar, o descender sin perder su viejo amor por el mar, o enamorarse y perder en el mismo instante subarca, su vara, su orilla y sus piedras.
Hoy el agua canta en ondas que otros aplacan.
El silencio es buen amigo del arrullo que acompañará al siguiente barquinazo.
Suave, la barca desliza al barquero.
En las horas mansas, el agua se hace pensamiento, y en ellos va y viene el influjo que, con cuentagotas, devuelve el gusto por esa compañera soledad.

Pero los barcos necesitan puertos, los guías referencias, y las vidas alimento.

Entonces, nace un pequeño pedido:

Pido cuatro palabras.

No deseo muletas, ni timones ajenos. Me desagradaría usar las cartas de otro, o saltear etapas.
Quiero saber que, otra vez nacido, cada paso ha de crecer conmigo, que sabré de qué está compuesto, y seré de él el dueño, al punto de esgrimirlo contra mí o en mi defensa a la hora de hacer mi propio juicio.

Cuatro palabras. Un pedido.

Una: que me llame, que pueda convertir en meta, aún como ejercicio.

Dos: con ellas trazaré una línea, elegiré una dirección, fabricaré una necesidad de opciones donde el mundo se encontraba aún vacío.

Tres: Serán mi plano de referencia. Buscaré dónde ubicarlas, por no ser su esclavo, y alisaré esa mesa, de modo que al hallar cada pequeña arruga me entere del por qué de este ejercicio.

Cuatro: Para erguirme. Aún quiero ser dueño de la posición que adopte. No has de enfadarte si no te agrada cómo la ubico. Puede hoy estar muy baja, o alejarse en las alturas. Será una guía solamente.

Cuatro palabras.

El hecho de animarme a pedirlas, me ha regalado palabras, cada una con su propio universo, de puntillas, esperando que me acerque a observarlas.

Anuncios

3 comentarios to “Cuatro palabras”

  1. Abril Lech Says:

    Cuatro:

    1.- SIENTE
    2.- CONFIA.
    3.- ARRIESGA
    4.- AMA

  2. Abril Lech Says:

    Gracias por tu comentario en mi Blog en virtud del día del padre. Es bellísimo lo que escribiste. Afortunadamente mucho más que cuatro palabras.

  3. Eduardo (ejmv) Says:

    La idea original era algo así como levantarse un poco con ayuda y otro poco con voluntad, la necesaria para convertir cosas minúsculas (puntos, palabras) en referencias y razones para valorar el resto.

    Juega la idea de utilizar tus palabras (sin caer en el abuso 🙂 )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: