Linda mañana helada

Quedé pensativo, pensando en ciertos tipos de magia.
En particular, estaba buscando darle un nombre, que no fuera a hacerla desaparecer, a la que sentía surgir suavemente, y … parecía tan asustada como yo.
Ahí aparece un primer problema: la falta de valor para abrazar una idea que parece descabellada, o la misma falta de valor para ignorarla y así evitar… Qué?

Calor en una mañana helada.
Las manos congeladas… los oídos retumbando, pidiendo a gritos algo de sueño y un lugar donde abrigarlos.
Y, sin embargo, algo de calor en la mañana helada.

Un trámite, una entrevista, alguna decisión.
Cantidades de gente, recorriendo el viento de la misma mañana helada.
A cierta distancia, más acompañándome que siendo yo mismo, sigo mis pasos desde esa zona abrigada, tan especial, que me regalaste, y me defiende de esta mañana helada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: