Noche rondando

Estuve toda la noche rondando mi cobardía.
Un dolor anticipado de no estar, de faltar, de no ser…
de no poder armar lo que tú esperes, lo que yo querría.
Estuve pensando en tu frase: “Quién hizo alguna promesa?”.
Y encuentro que es mi forma de ver lo que pase,
no hoy, sino hacia adelante. Soy cobarde. Y me atormenta.
Pretendo ser generoso, y sin embargo quiero todo.
Pretendo que me basta un gesto, pero me tienes que echar.
Pretendo ser alguien bueno, y sin embargo, me asusto.
Y te lastimo.
Y de aquél precipicio tan dulce al que me lanzara confiado …
Siento que hago un dolor.
De la confianza que me diste, que tomé, que viví…
No sé.

En un portazo brutal se separan mi corazón y mi conciencia.
Uno, grita por una posibilidad.
La otra, exige coherencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: