Desdibujado

Puedes habitar tu casa, aún en medio de la miseria,
revistiendo sus paredes de hogar, amor y huellas.
Puedes llevar tus días, aún entre las desgracias,
e iluminarlos con alma, voluntad y esperanza.
Puedes construir tu hogar, en medio de las desdichas,
pintándolo con colores nacido de tus deseos.
Pero cuando lo que pintas incluye el amor de un ser humano,
si decolorándolo el tiempo, te encontraras observándolo,
será miseria y desdicha lo que obtendrás sólo a cambio,
la ausencia de ilusiones, los cariños olvidados,
tanto como la errónea interpretación
de cada gesto antes vivo:
se volverá amargo de la realidad ser testigo

Y sólo lo comprendes cuando ya lo has vivido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: